Señor de los Milagros es una repuesta a la evangelización, afirma obispo peruano

La procesión al Señor de los Milagros es una de las manifestaciones de religiosidad popular más grande del mundo, cuya devoción ha traspasado las fronteras del Perú y su imagen se venera en muchos otros países. | Fuente: Andina

Monseñor Ricardo Coronado Arrascue, Vicario Judicial del Tribunal Interdiocesano con sede en Cajamarca, explica que la devoción al Señor de los Milagros nace como una inspiración divina en el pueblo creyente, la cual Dios confirma y bendice la obra de las manos del esclavo negro que pintó en 1651 la imagen del Cristo moreno que hoy veneramos.

¿Sabes por qué todos los países de América tienen una advocación mariana definida menos el Perú? Porque el Señor de los Milagros es una síntesis del misterio redentor. Están todos los componentes de manera gráfica. Está Dios Padre, el Espíritu Santo, Cristo, la síntesis trinitaria, la Virgen María, San Juan.

Así lo señaló Monseñor Ricardo Coronado Arrascue, Vicario Judicial del Tribunal Interdiocesano con sede en Cajamarca. “El Señor de los Milagros tiene un componente social muy importante desde la religiosidad popular. Pero también tiene un componente teológico y antropológico que no debe perderse de vista”, expresó.

“Esta es una devoción que no nace del extranjero. Es una devoción que nace como respuesta a la evangelización. Es una expresión del alma evangelizada, es decir, es una inspiración divina en el pueblo de Dios. Así concebimos nuestra fe, esta es una expresión de nuestra fe. Eso está diciendo el pueblo peruano”, dijo.

“Es el Dios creador, del cielo y las estrellas, del sol y la luna. Todo está sintetizado. Es el Dios creador y mi Dios redentor. Es una síntesis preciosa”, dijo Monseñor Coronado Arrascue, al referirse a la venerada pintura del Señor de los Milagros, que fue pintada por un negro, esclavo que vino de Angola, en 1651.

“Dios confirma y bendice la obra de las manos de una persona que necesitaba redención en todos los sentidos. Él venía de una cultura pagana y estaba en una situación social de esclavo. Dios es el que nos da la verdadera libertad en todos los sentidos”, expresó el canonista.

Finalmente. Monseñor Coronado dijo que el hombre por naturaleza es religioso y necesita expresar su religiosidad. Esto se expresa en la devoción que existe al Señor de los Milagros no solo en Lima, sino en todo el Perú, la cual ha traspasado fronteras. Ha salido en procesión en diversas ciudades del mundo como Roma o Nueva York.

COMPARTIR ESTA NOTICIA

Share on facebook
Share on twitter
Share on print
Share on email
Chatear
Whatsappea
Bienvenido(a) a Sonorama Radio